Este eslogan tan repetido a lo largo de las décadas vuelve a estar de moda por la preocupante sequía que padecemos, pero si ya nos están diciendo esto en abril, ¿qué nos dirán en junio?

No te duches, date un flete

En la época en la que el agua no llegaba a las casas por tuberías, lo común era asearse las zonas estratégicas del cuerpo con un pequeño barreño o palangana. Un flete en este caso era un lavado a conciencia que se hacía a diario a la espera de que el domingo se pudieran dar un buen baño para ir a misa.

Así que desde Diario de un cateto ilustrado proponemos este eslogan para cuando a principios del verano el agua sea tan escasa que tengamos que regar los tomates con nuestras lágrimas.

Apretaos los machos que este año vamos a tomar más porras que gazpachos porque unida a la falta de lluvia tenemos el poco respeto de ciudadanos y estamentos para conservar el líquido elemento ante «el progreso del cambio climático».

En mi zona, Benalmádena y concretamente en mi comunidad, ayer ya vi a varios vecinos baldeando su terraza, algo que está terminantemente prohibido, pero la falta de conciencia ciudadana solo es superada por un cierto sentimiento de impunidad imperante, este se lleva estableciendo algún tiempo ya. Solo hay que ver la falta de respeto a las leyes viales(aparcar en un carril y abandonar el coche, por ejemplo) que se vienen sucediendo en toda esta zona y su proliferación y hasta aceptación por la falta de acciones que restablezcan el orden.

Dejando atrás mis quejas de abuelo cebolleta centrémonos en el problema.

Andalucía, la zona de España que más problemas hídricos tiene, es con 106 campos de golf la líder estatal en este sentido, según datos de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, lo que nos sitúa en primer lugar seguido, de lejos, por Cataluña, que cuenta con 46. La mitad de los campos andaluces, 53, están en Málaga, mi zona.

Se calcula que el gasto en agua de un campo de golf oscila entre 150.000 y 300.000 metros cúbicos al año, si tomamos como ejemplo uno de 18 hoyos. Esto supone entre 1.500 y 2.000 metros cúbicos diarios en los meses de máxima irrigación, según los datos. Si tomamos como media y tirando por lo bajo 200.000 metros cúbicos anuales por campo de golf y lo multiplicamos por 53 nos da como resultado 10.600.000 metros cúbicos o lo que es lo mismo 10,6 hectómetros cúbicos el consumo anual de 223.393 personas al año.

Si tenemos en cuenta los 106 campos de golf que hemos mencionado antes y volvemos a hacer cuentas.

Estos datos nos dicen que 21,2 hectómetros cúbicos son el gasto anual de este deporte que practican las clases adineradas, lo mismo que gastan 446.000 personas al año, más o menos la población de Granada y Córdoba juntas.

Esta información os la dejo para que valoréis por vosotros mismos la situación actual y comprobéis los datos, no sea que me haya equivocado yo. «El progreso del cambio climático» lo llaman.

¿Se puede hacer algo para evitar este problema?

En un artículo anterior ya hablé de que desde diciembre de 2020 el agua cotiza en bolsa, todos sabemos que cuando los intereses económicos se mezclan con las necesidades humanas, por norma general, son estas últimas las que salen perdiendo.

 España es un país grande que disfruta de zonas con climas muy diferentes, hay zonas en la península en las que la lluvia es un excedente que no llega a aprovecharse por la falta de un plan hidrológico estatal, lógico y responsable para el bienestar ciudadano.

España, a petición de Europa, quiere recuperar el curso natural de los ríos, algo que bien presentado es muy bonito, pero que si lo pensamos fríamente puede ser un gran problema.

Si no llueve¿qué agua será la que fluya por nuestros ríos? Y si volvemos a encadenar años de sequía y los azudes y presas no están, ¿qué agua vamos a consumir? ¿La que nos venda Alemania u otras zonas de Europa más ricas en recursos hídricos?

 Tengamos responsabilidad patria que mirar cómo estamos y aún se conservan las “barreras transversales” como les gusta llamarlas a ellos, que si se están comprando barcos de agua entre comunidades autónomas imaginad lo que nos pedirán otros países.

Presas en la península desde época romana

En la antigua Hispania se conocen, tanto por restos físicos como por referencias bibliográficas, 73 obras que pueden confirmarse de autoría romana. De ellas se pueden identificar 20 presas y 25 azudes de derivación. Estas obras se datan entre los siglos I y IV.

Las primeras presas, de tamaño reducido y bastante numerosas, estaban destinadas a disponer de suficiente cantidad de agua para el riego.

 Posteriormente, y como consecuencia del aumento de población en las ciudades, fue necesario disponer de agua para el abastecimiento de agua potable mediante presas de mayor tamaño en las que hubo que instalar torres de toma de agua.

 Otra de las funciones de los embalses era atenuar las consecuencias de las crecidas de los ríos. Una característica de las presas romanas es la casi ausencia de aliviaderos.

Esto nos quiere decir que ya los Romanos hace alrededor de 2000 años necesitaron de presas para responder a las necesidades hídricas de sus ciudadanos. Algo que debería hacernos pensar sobre la convenencia de la ley de recuperación hidrológica.

Embalses romanos y visigodos

¿Se está persiguiendo la agricultura y ganadería en España?

Anteriormente, ya te he dicho que lo primero que querían los romanos al embalsar el agua era disponer de recursos hídricos para las estaciones de poca lluvia, como el verano, que curiosamente es la época en la que más agua necesitamos tanto para la actividad agraria como la ganadera.

En este documental se muestra muy bien las preocupaciones del mundo rural con respecto a este tema, en él se habla de incendios, expropiaciones y maltrato general de las personas del campo. «El progreso del cambio climático» ataca de nuevo.

¿Nos quieren dejar sin agua para convertirnos en zona de recreo o una pila solar?

A continuación os dejo una serie de artículos que alaban la llegada de tecnologías “verdes” que de verdes no tienen nada.

¿Vamos a permitir que destrocen nuestro ecosistema a cambio de conservar los suyos?

En mi opinión, toda esta situación responde a un interés económico por el cual nos han convencido de que nuestro futuro es desértico por el cambio climático, pero si echamos la vista atrás, las sequías llevan un patrón común durante la historia.

Artículo que escribí hace ya bastante tiempo.

 Han creado la necesidad de energía encareciendo enormemente el producto en los últimos años, así la gente no ve con tan malos ojos que se destruyan nuestros campos con la instalación de paneles, cableados y molinos eólicos que lo único que hacen es matar aves y pequeños animales.

Energía eólica mata aves

Me resulta curioso que los veganos naturalistas ignorantes(no todos son iguales, pero hay mucha moda pasajera e hipocresía en este movimiento) que a la vez se hacen llamar progresistas, no sean conscientes de que nada ha matado más animales en la historia que precisamente el progreso y no precisamente «el progreso del cambio climático».

 El asfalto y las ciudades acaban con la fauna y la flora natural, no el mundo rural, ni la ganadería tradicional(Siempre hablo de ganadería tradicional extensiva, que conserva el ecosistema. No confundir con la intensiva, rollo McDonald) o ¿alguna vez habéis visto un Armiño, Comadreja, Garduña o meloncillo tomando café con leche de soja en el Starbucks?

Seguramente la mayoría ni sepa, ni haya visto jamás a ninguno de estos animales y por cierto correr a verlos antes de que desaparezcan en este mar de hipocresía colectiva en el que se ha sumido nuestra sociedad aletargada.

Sin darnos cuenta y gracias a que perdimos nuestra soberanía, Europa nos ha convertido en una colonia al estilo de lo que ya hicieron con África en el siglo pasado, los sajones que carecen de recursos, están acostumbrados a conseguirlo de otros lugares a costa de la sociedad autóctona, en este caso nosotros mismos.

 Primero se nos convirtió en su huerta y nos desindustrialización privándonos de nuestras fábricas estatales y ahora nos van a convertir en una especie de generador de energía verde y económica.

 Verde y económica para ellos, a nosotros nos va a costar nuestra identidad y nuestros espacios naturales.

En este artículo simplemente expreso mis opiniones y preocupaciones personales basadas en los datos que os he proporcionado. Para los habitantes de las grandes ciudades el campo es un lugar bonito o una zona de recreo donde pasar un día en la naturaleza, para la gente del campo es nuestro modo de vida y nuestra pasión, si estoy equivocado o no en mis deducciones, solo el tiempo lo dirá. Pero recordar que:

La sociedad que pierde su soberanía alimenticia está condenada a pasar hambre.

Espero que os haya resultado interesante un saludo y muchas gracias por leerme.

Categorías: Blog

Optimized by Optimole
error: Content is protected !!