La mayoría de los hispanoparlantes hemos usado esta palabra en más de una ocasión, ya sea para enfatizar el arte de un cantaor o para burlarte de tu rival futbolero.

¡Que bien sienta un buen olee cuando toca!

¿Pero cuál es la procedencia de la palabra olé?

Como siempre, hay diferentes versiones de la procedencia de este vocablo. Como ya dije antes, Olé, es una palabra que tiene diferentes usos, puede estar muy relacionada con el mundo taurino, pero realmente se puede usar casi para cualquier situación. También muy ligada al flamenco y a nuestra cultura, lo que hace aún más curioso que sus raíces se sitúen fuera de la península ibérica o lejos de nuestra lengua.

Primera versión de ole.

La primera versión nos dice que procede del griego y concretamente del verbo ‘ololizin’. Una palabra onomatopéyica que designa el grito ritual de júbilo de duelo. Que dado su uso podría ser cierto, pero personalmente a mí esta versión me sería más plausible si dicha palabra se repitiera en diferentes idiomas de origen clásico y no es el caso, por lo tanto, para mí esta es la versión que menos posibilidades tiene de ser cierta.

Segunda procedencia de ole.

La segunda versión nos dice que viene de la biblia, concretamente del episodio en el que Jacob es engañado el día de su boda con Raquel, al quitar el velo a la novia, descubre que en realidad se trata de Lea, no de Raquel. El público, durante la ceremonia, intenta avisarle “¡Oh, Lea!”. Y de ahí derivó a olé. 

Esta afirmación me suena a un vano intento por parte católica de ocultar las raíces verdaderas de esta interjección, que descubriréis a continuación.

Tercera versión de la procedencia de ole.

La tercera nos dice que proviene del árabe y para mí es la que más sentido tiene. Tantos siglos estuvieron los árabes en la península, que no solo nos han dejado construcciones históricas, nuevos métodos en los cultivos, conocimientos sobre medicina, arte y literatura o deliciosas recetas. También nos legó numerosas palabras de procedencia árabe en nuestro diccionario, como podría ser, olé, una de las expresiones españolas más populares.

Esta teoría, en concreto, sostiene que olé viene de la exclamación Alá (Allah). Esta es una expresión que los árabes empleaban cada vez que les agradara una expresión artística, arte, espectáculos, etc. Ya que relacionaban ese arte como una forma de entrever el poder de Alá a través de ese espectáculo, bailarín, pintura…

Para daros cuenta de que todo cuadra solo tenéis que escuchar cómo un árabe pronuncia el nombre de Dios y veréis que fonéticamente se acerca mucho a nuestro, olé. 

Eso es lo que afirman todos los expertos en etimología. Wa-llâh es una exclamación árabe ¡Por Alá, o también Wa-llâh, significa ¡por Dios!. Solo que desfigurada a propósito por los moriscos como Wallé para evitar que pudiera parecer una  invocación religiosa.

Recordemos que los moriscos eran los árabes que quedaron en España tras la caída del reino de granada, que habían sido, aunque solo formalmente, convertidos al cristianismo.

Que durante mucho tiempo siguieron con sus costumbres a escondidas.

Usos más comunes de la palabra ole.

Como ya os dije antes, dependiendo del acento o de la forma en la que alargamos el inicio o el término de esta palabra, su sentido cambia.

Ole, ole y ole

Lejos de lo que pueda creerse nosotros, los andaluces usamos esta palabra más comúnmente sin acento cuando lo que queremos es alabar el desempeño de algún artista. Por lo tanto, es más usual que cuando Paco Candela remata un fandango, el público grite un sonoro y prolongado oleee que un seco y tajante olé.

Si no se te cae una lágrima con esta actuación háztelo mirar, al menos deberías notar un pellízquito en el estómago.

Del mismo modo, en la tauromaquia, cuando el torero da un buen pase de pecho, el público comúnmente gritara un ooole, prolongando en este caso el inicio.

Uso del ole en el fútbol

En el deporte rey, su uso se remonta a un partido amistoso que River y Botafogo empataron 1 a 1 en México. Pero el resultado fue lo de menos, porque aquel partido entró en la leyenda por el nacimiento de un canto que luego se transformaría en un himno futbolero mundial: «Ole, ole, ole».

Tal fue la tarde que el brasileño Garrincha le dio al extraordinario defensor de River Federico Vairo, que un mexicano, seguramente aficionado a los toros, comenzó a usar el ole para alabar las jugadas del genio brasileño. Uniendo desde entonces esta palabra a todas las tribunas de los estadios mundiales.

Los oles no solo afloran en jugadas aisladas, sino que también se suelen usar cuando uno de los equipos juega un futbol de toque y el contrario no es capaz de conseguir el esférico, un ole por pase suele desesperar tanto a los jugadores como a la hinchada del equipo que sufre el baño.

Medios y grupos que usaron ole en sus nombres.

Desde el 96 existe en argentina un diario que usa esta palabra como nombre, no es otro que el Diario Olé.

Una jovencísima Marta Sánchez comenzó su carrera musical en el grupo olé olé, que fue uno de lo más exitosos de la música española en los 80.

OLE corresponde a Object Linking and Embedding. Esta sigla aparece en la informática para nombrar a un protocolo y sistema creado por Microsoft que posibilita la importación y la interacción de distintos tipos de documentos en un mismo archivo. 

Buscando documentación para este artículo me he topado con que en Torrox-costa cerca de la famosa Nerja(famosa por servir como estudio de grabación para la clásica serie verano azul) existen unos apartahoteles llamados Olée.

Emplazados en una zona idílica y con la seguridad de disfrutar del mejor clima de toda Europa, algo de lo que pueden presumir Torrox y Nerja, Los Apartamentos vacacionales de Olée Holiday Rentals parecen la mejor opción para disfrutar de unas vacaciones con arte.

Fuentes:

https://definicion.de/ole/

https://www.clarin.com/deportes/expresion-historia_0_S1szqFGe0tx.html

https://www.oleeholidayrentals.com/es/

https://www.ole.com.ar/

Categorías: Curiosidades

Optimized by Optimole
error: Content is protected !!