Como siempre tengo varias opciones de la procedencia de este término, de hecho con la tercera vais a alucinar como yo lo hice cuando lo descubrí.

Primera opción 

Según la página diccionario etimológico, el origen, del adjetivo virguero, venía a ser un sinónimo de mujeriego, del latín virgo, virginis( mujer no casada, doncella, mujer joven, ) así que sería algo así como aficionado a las vírgenes, al parecer en latín existía una palabra que hacía referencia a aquel que raptaba a las vírgenes (virginarius). Si conocéis un poco de la historia de Roma y como se creó, sabréis que se fundó una ciudad en la que no había mujeres suficientes y los romanos tuvieron que raptarlas.

El rapto de las sabinas.

Según la leyenda, la falta de mujeres en Roma tras su fundación por Rómulo, hizo que buscasen muchachitas en edad de procrear en el pueblo de los sabinos. Estos se opusieron y no permitieron a sus hijas que se casaran con los romanos. Debido a esto, los romanos, que ya les habían echado el ojo a las féminas sabinas, planearon su rapto durante un gran festival que Rómulo organizó.  Asistieron diferentes pueblos de la zona, entre ellos los ya mencionados, y durante esta fiesta los romanos raptaron a las sabinas. Para recuperar a las mujeres, el legendario rey sabino de Cures, Tito Tacio, declaró la guerra a Roma, pero las mujeres, ya casadas y con hijos, se interpusieron entre los combatientes y los sabinos desistieron de luchar. Después se consiguió la paz, Tito Tacio se asoció con Rómulo, al cual concedió la mano de su hija Hersilia.

Después quedó de manera conmemorativa a este hecho la tradición de simular el rapto de la amada antes de tomar nupcias.

Opción segunda

La siguiente versión es más plausible, al parecer su procedencia podría venir del latín “virga” que hacía referencia a la varita mágica o cetro que portaban los magos, dioses como mercurio y otros personajes, a la que se le atribuía la capacidad de obrar milagros o algún tipo de maravillas. A sí que “virgarius” (virguero) podría significar el que porta una virga y que con ella obraba todo tipo de maravillas ( virguerias) esto sería probablemente la procedencia más aceptada de no existir la tercera.

Tercera opción.

Todos sabemos que la virginidad de una mujer siempre fue muy valorada, de hecho aún hoy en día en pleno 2023 se siguen haciendo rituales como la prueba del pañuelo, costumbre gitana para comprobar que las chiquillas son vírgenes antes de ser desposadas. En una sociedad en la que el virgo era tan importante que podía limitar la vida de una mujer e incluso afectar a su familia al completo, no tardó en salir un oficio que se dedicara a reconstruir el himen. Estos serían llamados virgueros y el delicado trabajo que realizaban sería muy apreciado, básicamente devolverle la virginidad a una mujer mancillada, vamos lo que viene siendo una virguería.

Es increíble que en tiempos tan arcaicos en temas de medicina ya se hicieran este tipo de cosas tan delicadas y encima con un fin tan absurdo como este. Hoy en día a esta práctica se le llama Himenoplastia y es una operación bastante sencilla, pero imaginad lo que sería hace 400 años con los conocimientos y niveles de higiene que existían.

Según esta procedencia, hacer una virguería es como si pusieras a cero el cuentakilómetros de tu HONDA CBR ( o SEAT PANDA) antes de venderla.

Bromas aparte espero que os haya gustado el artículo. Un saludo y muchas gracias por leerme.

También te podría interesar:


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimized by Optimole
error: Content is protected !!